IMPLANTES DENTALES

Un implante dental es un tornillo de titanio que se inserta en el hueso de la mandíbula o del maxilar para sustituir el diente que falta como si fuera un diente natural, es una raíz dental artificial que se ubica por medio de una cirugía el cual permite al dentista incrustar el diente de reemplazo o el puente en el área.

Los implantes dentales son una solución segura y duradera ante la pérdida de uno o varios dientes. Los implantes son el mejor sustituto de los dientes naturales perdidos, pues permiten una vez colocada la prótesis, recuperar la estética y la funcionalidad.

El implante es una opción a largo plazo y esto es porque suelen durar por mucho tiempo, incluso más de 20 años. Se conocen casos en los que el implante dental llega a durar más de 25 años y aun así sigue funcionando perfectamente. Por eso son posiblemente la mejor opción cuando se trata de remplazar un diente.

Pero siempre debemos recordar que la limpieza es muy importante, mantener una buena higiene bucal aumentará las posibilidades de que el implante pueda llegar a durar por mucho tiempo.